Hoy en día, el trabajo a distancia es una realidad. Cisco Cloudlock  proporciona ciberseguridad en el cloud. ¿En su empresa todo el mundo trabaja de forma presencial siempre? ¿Y el software que utilizan está instalado en los ordenadores de sus empleados, o utilizan SaaS (Software como servicio) basado en la nube? ¿Y sus datos? ¿Están en un servidor físico alojado en sus oficinas o los aloja en el cloud? ¿Y el tráfico web? ¿Discurre todo dentro de la red corporativa –protegido por sus medidas de seguridad –o se producen conexiones directas a Internet? En plena revolución digital, no serán muchos quienes hayan contestado sí a todo: sí, seguimos usando siempre los modos de trabajo y conexión anteriores a la eclosión del cloud y la digitalización. Y si ha contestado no a alguna de esas preguntas, seguramente sabe que, si no lo ha hecho ya, ha llegado el momento de cambiar la forma de proteger sus datos y sistemas.

Cisco Cloudlock: la ciberseguridad alcanza la nube

Conscientes de la necesidad de trasladar potentes medidas de seguridad al cloud, el fabricante Cisco ha lanzado Cisco Cloudlock. Se trata de lo que se conoce como un Agente de Seguridad para el Acceso a la Nube (CASB, por sus siglas en inglés: Cloud Access Security Broker). El aumento del uso de la nube, incluyendo el de SaaS, es decir, software alojado y gestionado en el cloud (y, por tanto, en servidores de terceras empresas), hace necesario contar con este nuevo elemento de seguridad IT para, como apunta el nombre de la herramienta de Cisco, blindar la nube.

La solución CASB protege de ataques tanto datos, como aplicaciones (las compradas o las desarrolladas por la propia empresa), como usuarios del software como servicio, la plataforma como servicio y la infraestructura como servicio, mediante el aumento de la visibilidad de lo que está ocurriendo online y la toma de medidas preventivas. El objetivo es lograr una efectiva aplicación y cumplimiento de las normas de acceso y seguridad que ha establecido la empresa para usar la nube.

Datos a buen recaudo con Cisco Cloudlock

Gracias al uso de algoritmos de aprendizaje mecanizado de avanzada tecnología, Cloudlock es capaz de poner en juego diferentes factores para la detección de comportamientos sospechosos. También identifica, por ejemplo, actividades que se produzcan fuera de los países incluidos en la lista blanca. Asimismo, la herramienta está dotada con la tecnología de prevención de pérdida de datos (DLP) que monitoriza de forma constante los entornos en el cloud. De este modo, brinda la máxima protección a la información confidencial. El usuario puede adaptar las políticas de uso y acceso que aplicará en la nube.

Cloudlock cuenta con un firewall que detecta y controla las aplicaciones en la nube conectadas al entorno corporativo. La empresa dispondrá de un índice sobre la confianza de las apps y tendrá capacidad para prohibir o autorizar su uso. Esto es posible gracias a la visibilidad que genera el CASB de Cisco, que revela lo que los usuarios individuales están almacenando y utilizando en la nube de uso corporativo.

Ventajas de usar Cisco Cloudlock

La importancia hoy día de no ver comprometida la seguridad de datos y apps en la nube es esencial para cualquier negocio que haya emprendido alguno de los caminos que llevan a la digitalización. La solución Cloudlock de Cisco pone a salvo toda la información corporativa de la nube, evita las brechas de datos, frena el malware que intenta colarse desde el cloud antes de que llegue a la red corporativa o a los edpoints, etcétera. Los beneficios también se contabilizan en el ahorro en tiempo, esfuerzo y dinero para solucionar infecciones (que con Cloudlock se evitan antes de que se hagan efectivas) y con las mejoras en la seguridad IT, y la productividad, de los usuarios finales. Se trata de una herramienta nativa para la nube, especializada y de muy alta efectividad. Porque su empresa necesita llevar seguridad a los puntos calientes de la actividad de su negocio, y el cloud es, en la actualidad, uno de ellos.

 

Cisco Cloudlock