En los últimos tiempos, las compañías y usuarios se han hecho conscientes de la necesidad de proteger no solo sus máquinas, sino también sus redes, así como toda aquella información que ya no guardan necesariamente en un servidor físico, sino también, a menudo, en la nube. Cuando esta tarea de protección se acomete en una única instalación, con todos los trabajadores con acceso a datos y sistemas de la compañía bajo un mismo techo, no diremos que es fácil, pero sí que se simplifica la tarea. En el artículo de hoy hablaremos de Cisco Umbrella.

¿En cuántos negocios hoy día se sigue un sistema de trabajo “tradicional”, sin desplazamientos del centro de producción, ni sedes, ni colaboradores freelance, ni plantilla que realice toda o parte de su tarea de forma remota…? Así que las dificultades para una buena protección han crecido, tanto como lo están haciendo muchas empresas gracias a la digitalización y a las posibilidades que ha abierto este proceso.

Entornos de trabajo móviles y más complejos

Nuevos conceptos como los e-nomads (trabajadores “digitales” que ofrecen su talento a diferentes empleadores y proyectos) o los “knowmads” (un concepto similar, que también habla de flexibilidad en el empleo del tiempo y el trabajo, pero basado más en el conocimiento que en las habilidades digitales) se están extendiendo. Y la mayor presencia de este nuevo tipo de profesionales trae consigo un número creciente de conexiones directas a Internet (a través de otro fenómeno en constante crecimiento: las aplicaciones SaaS, Software como Servicio, que se calcula crecerán hasta un 70% este año).

La protección de la red corporativa no alcanza a estas conexiones por parte de trabajadores móviles (o incluso de sucursales del negocio principal). Por este motivo, muchas compañías optan por el uso de las conexiones VPN (Virtual Private Network) aunque por prisas, imprevisión, dificultades de conexión u otros motivos, es frecuente que los colaboradores se salten en alguna ocasión el uso de la red virtual privada. Tampoco el uso de soluciones “secure web gateway” es a menudo la panacea, ya que puede traer añadidos problemas de complejidad de uso y de latencia. Y, en cualquier caso, se disminuye la capacidad de las organizaciones de ver (y por tanto prever) las posibles amenazas.

Colocando la primera defensa en la nube

Consciente de todas estas dificultades, generadas por un entorno empresarial y laboral cambiante, el fabricante Cisco ha diseñado una protección basada en la nube, con lo que el Cloud se convierte en el paraguas que marca la primera línea de defensa frente a las amenazas externas. Precisamente “paraguas” es el nombre de la protección de Cisco que garantiza a las empresas que podrán detectar y defenderse de los riesgos que acechan desde Internet. Cisco Umbrella ha creado el primer Secure Internet Gateway (SIG) que trabaja desde el Cloud. Podríamos definir un SIG como un puerto seguro a Internet, que extiende su protección a los accesos que se realicen por cualquiera y desde cualquier lugar, incluso si no se está conectado a la Virtual Private Network.

La plataforma de seguridad Cisco Umbrella protege por tanto a todos los miembros de la empresa, y lo hace en todo momento, tanto si están conectados a la red corporativa como si no lo están. La efectividad de la protección se garantiza porque la solución SIG actúa sobre todos los puertos y protocolos bloqueando el acceso a dominios, URLs, IPs y archivos maliciosos antes de que la amenaza pueda concretarse, ya que aún no se habrá establecido la conexión o no se habrá llegado a descargar el archivo que suponía un peligro. De este modo, al defender todos los terminales, puertos y protocolos, se consigue una navegación totalmente segura. Todo ello, además, sin que suponga una gran complejidad de uso, ya que tanto su implementación como su actualización son sencillas, rápidas y basadas en la automatización. No espere más para poner su empresa a salvo bajo el paraguas de Cisco Umbrella.

 

New call-to-action