Paradójicamente, en estos tiempos de profundos y veloces cambios, nadie acepta de buen grado la incertidumbre. Menos aún si nos referimos a los clientes de una empresa. Si ellos compran a través de su web, o si usted les ofrece algún servicio o producto de forma virtual, esperarán una experiencia de navegación, de compra, de interacción… de alta calidad. Siempre y en cualquier circunstancia. Y lo mismo podemos decir si entendemos como clientes a los trabajadores de su empresa: para rendir al máximo, todos van a pedir poder usar los recursos de la compañía con garantías y en igualdad de condiciones, trabajen en la sede principal o lo hagan en una pequeña sucursal a miles de kilómetros. Ahora, por fin, puede garantizarles a unos y otros que será así gracias a la utilización de Cisco Meraki SD-WAN. Vamos a seguir viendo en qué nos apoyamos para hacer esta rotunda afirmación.

Lo predecible no es aburrido  

La computación en la nube y todas las posibilidades que ha abierto la digitalización han sido abrazadas por empresas de todo tipo y tamaño, en todo el mundo. A su vez, han acarreado cambios en la manera de organizar el trabajo y a menudo en las infraestructuras que se venían usando. Sin embargo, y a pesar de que hoy día más de la mitad del tráfico se produce en el cloud, muchas redes empresariales siguen sin estar preparadas para esta nueva época. Esta circunstancia tiene consecuencias, como por ejemplo que en la época del SaaS (Software as a Service) los usuarios de la red sufran interrupciones y otros problemas al utilizar aplicaciones y programas (se estima que 7 de cada 10 interrupciones están relaciones con problemas de red) que pueden evitarse con Cisco Meraki SD-WAN.

Las firmas que ya han dado el paso a Cisco Meraki SD-WAN han comprobado que el uso de los programas O365, y otras aplicaciones SaaS, se vuelve estable y predecible. Lo que se conoce como “Acuerdo de nivel de servicio” (SLA, por sus siglas en inglés) no puede ser (como a menudo ocurre con las instalaciones no optimizadas para la nube) una aventura que no sabemos cómo acabará. Con el producto de Cisco, la experiencia con la utilización de las aplicaciones se vuelve predecible y las interrupciones originadas por la red desaparecen.

Cisco Meraki SD-WAN , una respuesta al aumento del tráfico

Se calcula que el tráfico en Internet crece un 30% cada año. No tendríamos por qué darle excesiva importancia a esta situación de no ser por la dependencia que cualquier negocio tiene hoy de la red. Ante este panorama resultan vitales cuestiones como dotar de flexibilidad a nuestra arquitectura de red. En una arquitectura rígida un cambio de política simple demanda entre seis y nueve meses para llevarse a cabo… En una época en que no se toleran las ineficiencias en el servicio, esa lentitud puede ser crítica para una empresa. La buena noticia para quienes se sumen a los usuarios de Meraki SD-WAN es que el periodo de control de cambios pasa de los seis meses mencionados a solo dos días.

Obteniendo el máximo rendimiento de la nube pública con Cisco Meraki SD-WAN

Como decíamos, otra manera de hacer frente a la mayor demanda de tráfico (o, dicho con más propiedad, a los desafíos que esta genera) es garantizar el buen funcionamiento de las aplicaciones SaaS. Esto solo puede lograrse con un producto como el de Cisco, que está optimizado para sacar el máximo partido a la nube pública y al SaaS. De hecho, con Cisco Meraki SD-WAN el tiempo de respuesta de SaaS se vuelve cuatro veces más rápido. Y no es una cuestión menor cuando hablamos de productividad, eficiencia y agilidad en el servicio. En definitiva, de adaptación de la tecnología a las exigencias del mercado.

Consultoría 1