Nadie duda ya que la nube pública es una realidad con presente y aún más futuro. Tanto es así, que los cálculos de la firma IDC hablan de que el gasto mundial en servicios de este tipo de nube alcanzará los 266.000 millones de dólares en 2021. Las ventajas para las empresas de aprovechar los servicios del cloud público son enormes: los negocios ganan en capacidad y agilidad y aprovechan las economías de escala, por poner solo dos ejemplos.

La pregunta a hacerse es ¿por qué si la nube pública resulta tan ventajosa no es ya la opción de todas las empresas? Según datos de la consultora Forrester, menos de la mitad de las empresas han optado por el uso del cloud público. Sin duda, la cifra irá en aumento, pero no siempre es conveniente limitarse a la nube pública, concentrando en ella todas las necesidades del negocio.

Tampoco parece sensato cerrarse al uso de la nube privada siempre y para todo. Se abre paso, entonces, la opción de un uso compartido: la nube híbrida.

Nube híbrida: una opción en aumento

En una estrategia de nube híbrida, optamos por un servicio cloud que combina e integra nube pública y nube privada. Al beneficiarse de las ventajas de uno y otro modelo, es comprensible que cada vez más organizaciones se inclinen por ella. Volviendo a los datos de IDC, casi 3 de cada 4 organizaciones se decantan por usar un modelo híbrido. En este tipo de modelos, la empresa combina los servicios de varios proveedores cloud externos y utiliza recursos tanto en la nube, como dedicados.

Sin embargo, la opción híbrida obliga a tomar ciertas decisiones y a buscar un sistema que simplifique la gestión. Por ejemplo, nos tocará preguntarnos dónde ubicamos cada aplicación (en nuestro propio data center o en la nube pública); cómo ayudaremos al trabajo del departamento TI, en general, y de los desarrolladores de aplicaciones, en particular; y cómo mantendremos la seguridad con este modelo mixto. Para responder, con acierto, a todas esas preguntas, Cisco ofrece a sus clientes Cisco Hybrid Cloud Platform, la plataforma pensada para el uso, con un enfoque híbrido, de Google Cloud.

La plataforma híbrida de Cisco optimizada para Google Cloud

El objetivo de Cisco Hybrid Cloud Platform es ayudar a empresas y organizaciones a poder dar una mejor respuesta a las demandas del mercado, optimizar sus datos y recursos y ofrecer seguridad reforzada. Y hacerlo aprovechando la nube pública por excelencia: Google Cloud. Como decíamos, decidir dónde guardas qué y, una vez decidido, realizar la migración de datos, no siempre es sencillo. La plataforma de nube híbrida de Cisco facilita dicha migración al ritmo deseado, a partir de la monitorización de cargas de trabajo. El resultado final: el cliente aprovecha al máximo las inversiones ya realizadas, sin dejar de beneficiarse de las ventajas de la nube pública.

Mencionábamos la simplificación del trabajo de los desarrolladores como una de las claves para calibrar la eficacia de una estrategia híbrida. El producto de Cisco permite que, tanto si las aplicaciones se desarrollan en la nube, como si el desarrollo se lleva a cabo en el centro de datos empresarial, se utilizarán idénticas herramientas de desarrollo, así como los mismos entornos de producción y ejecución. Así, la creación y oferta de servicios y aplicaciones gana en calidad y en velocidad.

Gestión, computación y seguridad

Hay que destacar que cada cliente puede personalizar la plataforma según sus necesidades. No obstante, sea cual sea la personalización, todos los usuarios se aprovecharán de la seguridad integrada (y proactiva en la detección de amenazas) de Cisco. El objetivo final es impulsar la innovación (y, a través de ella, su negocio) partiendo de las capacidades nativas de la nube de Google Cloud. Y hacerlo con menor asunción de riesgo y sin desaprovechar las inversiones previas. En resumen: Cisco Hybrid Cloud Platform le permite dar el salto a la nube, pero con red de seguridad.

Consultoría 1